Doble moral, actitud hipócrita!

Alberto FF

Alberto Salazar Aquello

Gerente de El Florense

Los que pasamos los 40 años, sin duda podemos decir que hemos visto casi todo en esta vida, razón por la cual difícilmente alguna noticia logra sorpréndenos, más cuando hemos sido “víctimas” de los valores y principios que nos enseñaron, decimos “victimas” porque pareciera que en esta sociedad  vale poco ser honesto, sincero y mucho menos tener el valor de decir las cosas de frente y sin temores. Hace un tiempo una vecina del cantón me escribe diciendo “usted calumnia a gente honesta” ante semejante acusación le pregunté a quién calumnio? Pero por respuesta recibí, como es de esperar un cobarde silencio.

Pareciera que a pesar de que a nuestra sociedad  le gusta hablar de honestidad, de valor, de sinceridad, esto no es lo que practicamos y más bien descalificamos y vemos como una amenaza a los que se atreven a denunciar y alzar la voz por los más desprotegidos o a destapar las cochinadas de esa “gente honesta” que al final no son más que tumbas blanqueadas.

Es tal la descomposición de nuestra sociedad que en días pasados los medios de comunicación nos informaron sobre cómo muchos rinden homenaje a un cantante de música, que significa rendir homenaje? Según el diccionario: “Muestra de respeto, admiración y estima que se hace a una persona” entonces siendo así debemos entender que esta sociedad rinde respeto y admira a un drogadicto que murió víctima de una sobredosis? Pareciera entonces que esto si está bien! Pero mantener  valores, ser honesto y denunciar es calumniar? Sin duda cuando el Maestro de Galilea dijo “¡Miren! Yo los envío a ustedes como ovejas en medio de lobos” hablaba muy en serio, muchos son como lobos que con sus “hocicos” (los lobos) devoran, destruyen, venden sus valores por la miseria, la mentira y la deshonestidad, es tal su inmundicia que admiran a los que mueren en vergüenza e imitan a los que roban y se salen con la suya.

Pero en medio de este triste panorama hace miles años Dios nos manifiesta en Josué 1; 9

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, tu Dios estará contigo en donde quiera que vayas” amparados a este mandato los invito a cambiar la historia y unidos reconstruyamos nuestra sociedad, marginando a estos seres humanos perversos que al final de sus vidas sabrán a ciencia cierta de que les sirve lo único que poseen… “su cochino dinero y su enorme vanidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.