“Tarifa de respaldo retroactiva impactará costo de electricidad de familias rurales y de menos ingresos del país”, advierte CEDET

La Cámara de Empresas Distribuidoras de Energía y Telecomunicaciones, CEDET, se mostró preocupada por la propuesta del Instituto Costarricense de Electricidad, ICE, de cobrarle a las empresas distribuidoras una “tarifa de respaldo energético” que de aplicarse de manera retroactiva como un costo adicional a las plantas de generación de energía renovable que operan actualmente, aumentaría las tarifas eléctricas que pagan las familias de las zonas rurales y de menos ingresos del país.

“No nos oponemos a la existencia del sistema de remuneración de los servicios auxiliares o “tarifa de respaldo” que impulsa el ICE, y que tramita la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, ARESEP. Sin embargo, responsablemente debemos hacer algunas reflexiones y cuestionamientos, en defensa de los derechos de nuestros usuarios finales del servicio de electricidad”, expresó Allan Benavides, Presidente de CEDET.

“En caso de que la Junta Directiva de la ARESEP apruebe una “tarifa de respaldo” retroactiva se estaría trasladando a las demás empresas distribuidoras las ineficiencias del ICE para que todas seamos caras, tirando por la borda los esfuerzos por ser más eficientes que con mucho esfuerzo, las empresas de CEDET hemos logrado”, acotó Benavides.

El Grupo ICE es el que ha desarrollado en los últimos años los proyectos de generación de electricidad más caros, por lo que preocupa que se pretenda utilizar esta metodología para trasladar dicha ineficiencia –mediante modelos automáticos- a los usuarios de las otras empresas distribuidoras con un aumento tarifario.

“La metodología de servicios auxiliares o “tarifa de respaldo” castigaría nuestras plantas de energía renovable ya existentes, mismas que fueron construidas con base en estudios de factibilidad en otras condiciones fijadas por el ICE. Esto afecta la seguridad jurídica, lo cual es muy grave”, agregó Benavides.

“Lo que nos parece razonable es que las distribuidoras conozcan de previo a construir un proyecto, que tendremos que contemplar, y por ende asumir, el costo de la tarifa de respaldo que debemos cancelar al ICE.

Lo que no nos parece justo es que nos vengan a cambiar las reglas del juego con un importante costo adicional a lo ya existente y que inevitablemente sería traslado al usuario”, aseguró Erick Rojas, Vicepresidente de CEDET.

Por otra parte, es importante señalar que el ICE se convertiría en el único prestador de servicios auxiliares o de respaldo, creándose un monopolio en ese rubro.

Finalmente CEDET hizo un llamado a la Junta Directiva de la ARESEP y al sector político nacional para que no se tome a la ligera esta delicada propuesta que pretende el ICE, que sería un fuerte golpe al pueblo de Costa Rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.