“Los costarricenses saben que soy un hombre de trabajo, de compromiso con los más necesitados, que no he estado en escándalos de corrupción”

 

 

 

 

 

Durante los fines de semana el Doctor Hernández se reúne

con grupos de ciudadanos con el fin de escuchar y plantear

soluciones a los diversos problemas que afrontan en sus comunidades.

Desconocido en el campo político, de un momento a otro surgió como un candidato que según las encuestas sería protagonista en las pasadas elecciones. Con un carisma singular, amplio conocimiento de los temas nacionales y con un electorado que lo aceptaba y lo percibía como “buena gente” el doctor incursionó en una fugaz pero sorprendente campaña.

Para setiembre del 2013 el 28% de los electores tenía noticia de este candidato, lo reconocían sobre todo por haber sido director del Hospital Nacional de Niños.

Sin hablar demasiado en medios, el “doctor” parecía ser eficaz para ejercer como una buena persona y por ende como el candidato en el que muchos electores depositaran su confianza y la esperanza de que el país retomara la senda de la equidad.

Cuando hablaba, este pediatra se refería a los pobres, a los ancianos y, obvio, a los niños de una manera cercana como si los problemas de esta población también fueran sus problemas, logrando que se estableciera una sintonía difícil de alcanzar por otros políticos del momento. “No me parece político, de los que hablan bonito solo en tiempo de campaña, me parece un hombre sincero, deseoso de servir a los más necesitados por eso siento la confianza no solo de apoyarlo sino de trabajar para que el Doctor sea nuestro presidente” manifestó en esa ocasión María José, joven vecina de Heredia que asistió a la sala de eventos Tica Linda.

A pesar de que todo parecía indicar que el Doctor sería el próximo presidente de Costa Rica, los principios de este cartaginés, pudieron más que la tentación o ambición de poder que envuelve a algunos políticos nacionales y mediante un comunicado de prensa que sorprendió al país entero, abandonó la candidatura por lo que el calificó como una “traición” de parte de los entonces candidatos a diputados del PUSC. “Decepción es lo que siento cuando me entero de que políticos de mi propio partido (PUSC) andan de pueblo en pueblo pidiendo que no voten por mí; frustración es lo que siento cuando candidatos a diputados, una vez elegidos, se niegan a trabajar junto a mí bajo el argumento de que lo único que importa para ellos es llegar a Cuesta de Moras aunque al partido se lo lleve el diablo. Y rabia es lo que siento cuando sé que mis detractores le informan al candidato oficial que harán lo posible para que yo no gane las elecciones.

Desilusión es lo que siento cuando la gente que puede contribuir a la campaña se niega a hacerlo, presionadas por quien pensó que mi candidatura sería no para ganar sino para resucitar al partido y allanar el camino para que otro sea el candidato en el 2018″, manifestó el doctor Hernández en se momento.

Es así como ahora, nuevamente motivado por los ideales de devolver a este país la justicia social que se perdió con las practicas neoliberales, el Doctor Hernández lanza su compromiso de trabajar por retomar la senda de la justicia social que según él, tanto bien trajo a un país ejemplo de desarrollo para muchos países del mundo. “Soy Republicano y tengan la seguridad que no estoy aquí para simplemente participar, estoy aquí seguro que con cada uno de sus votos ganaremos las elecciones” dijo el doctor Hernández a un nutrido grupo de sus seguidores.

El siguiente es un extracto de una entrevista que este medio le realizó a Rodolfo Hernández candidato del Partido Republicano, durante una de sus frecuentes giras proselitistas donde sin duda llama la atención la cercanía y confianza con la que los ciudadanos se le acercan para preguntar cuál es el pensamiento de este hombre que pretende dirigir los destinos del país a partir del primero de mayo del 2018 bajo la bandera Republicana.

Durante los fines de semana el Doctor Hernández se reúne con grupos de ciudadanos con el fin de escuchar y plantear soluciones a los diversos problemas que afrontan.

 Qué opinión le merece que más de un 80% de los costarricenses lo perciben a usted como buena gente?
“Me satisface mucho la percepción que los costarricenses tienen de este servidor. Las encuestas me dan un porcentaje muy favorable.
Siento que es el cariño al pediatra,  que ha contribuido con la salud de sus hijos durante 42 años y de todos los niños que viven en nuestro país. El ex Jefe del Servicio de Documentos Médicos del Hospital Nacional de Niños, antes de mi jubilación, me informó que había brindado solo en mi querido hospital, 46.800 atenciones a menores. Ahí no están los pacientes que vi en mi consultorio privado, ni los niños que valoré en forma gratuita en las llamadas ferias de la salud, por casi 19 años”

Después de un gobierno que generó tantas expectativas, cree usted que los costarricenses le darán la confianza a una persona de un partido no tradicional?

El Partido Republicano ha existido por muchos años y Costa Rica es lo que es, por su gran contribución. Cabe destacar la gran obra de las garantías sociales, y no hablo del pasado, son presente y futuro. Nadie podría imaginarse una Costa Rica sin Universidad de Costa Rica, sin Caja Costarricense de Seguro Social, sin Código de Trabajo, sin redes de cuido, sin el INVU, para mencionar algunas obras realizadas por este partido de gran solidaridad con los más necesitados. Los costarricenses saben que soy un hombre de trabajo, de compromiso con los más necesitados, que no he estado en escándalos de corrupción y que mi hoja de servicio está apegada a los más altos valores. Esto es lo que necesita nuestro país. Invito a las personas a revisar la vida de los postulantes, como ha sido su vida familiar, profesional, laboral, si hay denuncias por corrupción, actos que riñan con la moral, la ética o la legalidad en sus actos. Ahí estará la respuesta, para escoger en forma responsable por quién votar. Yo no soy solo un médico querido, tengo conocimiento amplio en administración, evidenciado durante los años en que fui director general del Hospital Nacional de Niños. Lo que hice ahí, la función pública ordenada y sana, la replicaré desde la Presidencia de la Republica.

Este gobierno publicita una obra como la del puente de la platina que si bien es necesaria no vendrá a solucionar las presas, según los expertos solo trasladarán las presas a otros lugares, que solución propone usted que verdaderamente termine con el caos vial?

Debo ser franco, en la platina no se construye un puente nuevo, se reconstruye un puente ya existente. Ese trabajo no soluciona el caos vial. Costa Rica tiene retraso en infraestructura vial cercano a los 40 años, que también se ve en aeropuertos y muelles.
Hay que hacer un esfuerzo sincero de construir el segundo piso de carreteras, instalar un tren moderno que una San Ramón con Paraíso, mejorar en forma adecuada el transporte público, construir el canal seco y ver la factibilidad de un metro. Estas propuestas tendrán su base técnica sólida, deberá ser un plan que incluya acciones a corto, mediano y largo plazo, estableciendo un plazo de 10 años. Para lo anterior es necesario utilizar alianzas público privadas, concesión de obras y la creación de fideicomisos estatales.

Cualquier lugar resulta adecuado para reunirse a escuchar a los vecinos, según el Doctor ya es hora de caminar junto a la gente y trabajar en devolverles la confianza, que vean en su gobernante a un servidor.

Muchos costarricenses ven en usted una esperanza de solución para los graves problemas que presenta el sector salud, siendo usted conocedor de cómo se manejan las cosas en la CCSS, cuales directrices giraría para que los pacientes reciban atención oportuna?

El problema de la CCSS es de larga data, ocasionado por una gestión administrativa inadecuada en las áreas de asignación presupuestaria, déficit de recurso humano y poca capacidad resolutiva de los diferentes niveles de atención, con redes que por su estructura piramidal, son rígidas y trasladan las listas de espera de un sitio a otro.
La CCSS tiene una infraestructura muy grande, que se utiliza con mayor intensidad de 7 am a 4 pm. Se debe evolucionar a turnos no tradicionales, vespertinos, para resolver las listas de espera, por lo que se debe formar al personal especializado y de apoyo, el médico no actúa en solitario, es parte de un equipo de trabajo. Hay que resolver el déficit de más de 600 especialistas en medicina, dentro de los cuales se requieren más anestesiólogos.
Los nuevos turnos de 3 pm a 10 pm, deben tener personal fresco, específico para esa jornada laboral y no a través de guardias, que son necesarias para las emergencias, pero que no pueden resolver las listas de espera electivas. El dinero se debe tomar del tiempo extraordinario para convertirlo en nuevas plazas. Además es urgente el expediente médico para toda la Caja con agenda electrónica de citas, que evitaría citas múltiples para un mismo paciente, pérdida de exámenes, con su correspondiente ahorro económico para transformar en los códigos necesarios. Es una labor que tomará al menos 5 años.

Cuál es su posición con respecto a la seguridad alimentaria, producimos o importamos Doctor?

Soy del criterio de garantizar la seguridad alimentaria, estimulando la producción nacional,  brindando apoyo económico y técnico a los agricultores de nuestro país, que han sido abandonados y engañados por muchos años y que al empobrecer, migran a las ciudades y aumentan sus problemas. Apostar por la importación de alimentos, es como ceder la alacena de mi casa  al vecino, ante una hambruna, me quedo sin comida.

Con una trayectoria intachable el Dr. Rodolfo Hernández aspira a la presidencia de Costa Rica

Rapiditas del Florense:
CCSS: La institución más noble de Costa Rica
Uber: Oportunidad de trabajo
Gobierno Solís Rivera: Nos queda debiendo mucho
Pensiones de la CCSS : Una crisis a resolver
PLN: Corrupción
José María Figueres: Una herencia familiar
Matrimonios mismo sexo: No lo apoyo, pero no permitiría que los discriminen
Ley de protección animal: Una obligación
Más impuestos: Ordenamiento de la función pública, combate a la evasión
Rodolfo Piza: Un abogado
Convenciones colectivas: Un reordenamiento necesario
RECOPE: Evolución no cierre
Atención a indocumentados : Un acción humanitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.