Banco Popular distribuirá más de ¢114 mil millones para fortalecer pensión complementaria de las personas trabajadoras

 El Banco Popular y de Desarrollo Comunal celebró ayer – 11 de julio – 48 años de historia en Costa Rica, y en el contexto de dicha celebración y en su compromiso social permanente con las personas trabajadoras, distribuirá a partir del próximo viernes 14 de julio más de ¢114 mil millones por concepto del denominado Fondo de Trabajo, correspondiente al Ahorro Obligatorio de cada trabajador y al Aporte Patronal.

De esta manera el Banco Popular da cumplimiento una vez más a esta importante gestión, de forma responsable y eficaz, acatando lo establecido por la propia Ley Orgánica de la Institución (Artículo 8) y beneficiando de manera directa en esta oportunidad a 1.400.309 personas que laboran en el país.

El total de los recursos serán depositados en las diversas operadoras de pensiones, y dichas entidades a su vez trasladarán los respectivos montos a las cuentas individuales del Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias (ROP) de cada persona afiliada.

Este monto total corresponde a los aportes de las personas trabajadoras y de los patronos – en el período comprendido entre enero y diciembre del año 2015, más los intereses reconocidos por el Banco en los últimos 18 meses.

“El Banco Popular cumple 48 años de historia construyendo bienestar para Costa Rica y sigue reafirmando su rol social y su solidez financiera y operativa, trabajando en beneficio directo de miles de personas que ven reflejado su esfuerzo y acrecentados sus fondos de pensión complementarias para mejorar su calidad de vida, su futuro y

el de su familia cuando llegue el momento de la jubilación”, destacó Magdalena Rojas, Subgerenta General de Operaciones del Banco Popular.

Incluyendo los montos antes indicados, en los últimos cinco años el Banco ha distribuido más de ¢507 mil millones por concepto del Fondo de Trabajo (Aporte Laboral y Aporte Patronal). Dicha cifra incluye, por cierto, un total de ¢31.051 millones de intereses reconocidos por el Banco Popular igualmente en los últimos cinco años, con una tasa de interés promedio de 4,55%, beneficiando cada año a una cantidad mayor de trabajadoras y trabajadores.

Impacto social

Magdalena Rojas recalcó que la administración de este ahorro le permite al Banco otorgar financiamiento social y económico a los sectores vulnerables del país.

Tal y como lo estipula la legislación, estos recursos son empleados en la concesión de préstamos a las personas asalariadas, artesanos, pequeños y medianos productores, asociaciones de desarrollo comunal, municipalidades, cooperativas y organizaciones sindicales y solidaritas, entre otros sectores.

Es de esta manera como el Banco Popular pone a disposición de la ciudadanía una oferta diferenciada a otros intermediarios financieros, permitiendo a la institución, solo por citar algunos importantes ejemplos:

· Incrementar en el 2016 la colocación acumulada en vivienda para un total de ¢413 mil millones. Solo en los últimos cinco años se han otorgado 6.995 soluciones de vivienda.

· Brindar el último año 2.932 créditos con facilidades y tasas de interés competitivas para toda la familia en Educación y Gastos Médicos; otorgar 7.078 créditos para remodelación, reparación y ampliación de vivienda.

· Ser el único Conglomerado Financiero que distribuye el 15% de sus utilidades para la creación de fondos especiales, opciones de financiamiento que permiten el acceso a segmentos de la población que no son sujetos de crédito en la banca comercial tradicional.

· De esa manera, a través del Fondo Especial de Vivienda (FEVI), el Fondo de Avales para Vivienda (FAVI) y el Fondo Especial de Desarrollo (FEDE), en el 2016 se benefició a 6.559 personas trabajadoras y sus familias, así como micro, pequeñas y medianas empresas. Cabe destacar las 900 familias en su mayoría de clase media que pudieron acceder a vivienda propia con amplias facilidades, gracias a estos recursos.

· Dirigir el 10% de las utilidades del Banco a entidades de impacto social como Comisión Nacional de Préstamos para Educación (CONAPE), Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Fondo para el Desarrollo de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (FODEMIPYME).

· Respaldar a más de 700 mujeres jefas de su negocio con créditos a través del programa BP Empresarias en el 2016. La colocación en este programa supera los ¢18 mil millones en los últimos años y la cifra total de beneficiadas supera las 4 mil en todo el país.

· Elevar a ¢108 mil millones la colocación en organizaciones de la Economía Social Solidaria, como son las cooperativas, asociaciones solidaristas, asociaciones comunales y colegios profesionales, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.