De la Cordura y la Locura del Gobierno: ¿Qué Necesita el País?

Oscar Apuy

El Florense

En el tema del Presupuesto Nacional 2015, existen diferentes posiciones sobre si deben haber recortes o si debe dejarse tal y como lo solicita la Administración Solís para que ésta pueda alcanzar sus objetivos y promesas de campaña. Analizando el tema desde una posición neutral entonces, ¿Necesitamos el presupuesto que propone LGS o podemos disminuirlo y trabajar con el presupuesto propuesto por diputados como Ottón Solís y Otto Guevara?

El país desde hace décadas, ha estado a la espera de un gobernante visionario que con ideas descabelladas enriele al país de nuevo sobre la línea que debe seguir para salir de la crisis en la que hemos estado sumidos. Sin embargo ¿Es Luis Guillermo esa clase de gobernante?- Si el Presidente Solís fuera un reformista no habría problema en permitirle, y confiarle, un presupuesto nacional de las dimensiones que él solicita, puesto que sus acciones y ejecución se verían reflejados en desarrollo económico y producto de esto los dígitos del déficit fiscal disminuirían. Sin embargo, pese a que el presidente Solís es un gobernante aparentemente transparente y de buenas intenciones, sus capacidades, las de su gabinete y el respaldo de la Asamblea Legislativa, no auguran el giro radical que necesita el país en sus ámbitos, jurídico, económico ni de ninguna clase, para enfrentar la crisis fiscal en la que nos dejaron las administraciones anteriores.

-“Administraciones anteriores”- es otra de las razones que suenan para mantener un Presupuesto Sobrio. El PAC y el país en general, mucho hemos criticado que los Partidos LN y PUSC nos dejaron en la quiebra. Sin embargo, si el gobierno en turno no cuida las finanzas del país, no tendrán más la integridad para señalar a los demás partidos de irresponsables pues la misma Administración 2014-2018 sería parte de los culpables y responsables de no corregir el déficit y todos sus problemas arraigados.

Sin profundizar tanto como lo haría un economista, la situación es de matemáticas de pulpería. Un gobierno no puede pagar más de lo que puede cubrir con recursos propios, hacer lo contrario es un acto irresponsable sino se tiene la certeza de obtener una recuperación sólida de los recursos invertidos; y hasta la fecha, lamentablemente el Gobierno Oficialista no ha demostrado tener muy claro hacia dónde quiere ir, por lo que lo más conveniente es realizar todos los recortes necesarios al presupuesto hasta que la balanza quede en Cero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.