Banco Popular presentó logros con impacto social

  • Durante el 2015 la entidad logró beneficiar a cerca de 100 mil familias con créditos de desarrollo, financieros y de corte social.
  • Utilidades de la entidad aumentaron y tendrán un impacto social positivo para atender sectores excluidos de la banca tradicional.

Comprometido con su rol social y promoviendo el bienestar de las personas trabajadoras, el Banco Popular y de Desarrollo Comunal reafirmó su solidez financiera al lograr durante el 2015, un total de ¢34.666 millones en utilidades, unas de las más altas del Sistema Bancario Nacional.

Estos resultados tendrán un importante impacto social, ya que el Banco destina un 25% de sus ganancias anuales a la conformación de fondos especiales y fondos sociales, con lo que atiende las necesidades financieras de sectores tradicionalmente excluidos de la atención del Sistema Financiero, así como organizaciones sociales. Al 2015 la institución ha entregado más de ¢81,432 millones destinados a estos fondos especiales que han impactado de forma positiva a más de 5.726 personas trabajadoras, sus familias y emprendimientos.

El Banco destacó que durante el año 2015, más de ¢22.119 millones de sus utilidades se destinaron a rubros con impacto social.

«En el Conglomerado Banco Popular nuestras acciones se orientan a buscar un mayor bienestar social sostenible de la población del país. Esta meta nos permitió durante el 2015 brindar soluciones financieras para miles de personas, empresas y organizaciones sociales, promoviendo oportunidades para el crecimiento de las Mipymes, impulsando el desarrollo de vivienda digna y abriendo puertas a la generación de empleo», explicó Geovanni Garro. Gerente General Corporativo de la entidad.

PROGRAMAS ESPECIALES DE IMPACTO SOCIAL

Con la creación de la Banca de Desarrollo Social, la entidad dio un mayor énfasis a brindar acceso a productos y servicios enfocados para personas que no han encontrado espacio en la banca tradicional y apoyar a los sectores de la economía social.

Es en este sentido que en 2015, a través del Fondo de Desarrollo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (FODEMIPYME), el Banco otorgó avales a más de 211 microempresarios que no contaban con las garantías suficientes para tener acceso a un financiamiento, por un total de ¢4.600 millones. A la fecha, con el fondo de avales y crédito de FODEMIPYME, la entidad ha favorecido a más 3.100 personas con una colocación cercana a los ¢40 mil millones.

A través del Fondo Especial de Vivienda (FEVI) la entidad ha beneficiado a 558 familias y en el Fondo Especial de Desarrollo (FEDE) más de 102 microempresarios han recibido el financiamiento que requerían para su negocio. El Banco ha invertido a la fecha más de ¢20.192 millones estos fondos impactando positivamente en miles de personas beneficiadas. En 2015, estos fondos sociales FODEMIPYME, FEVI y FEDE han beneficiado a más de 2,816 personas trabajadoras y sus familias.

Con el programa BP Empresarias se ha impactado a más de 536 mujeres jefas de su negocio con créditos por más de ¢11.588 millones. Este programa permite a las beneficiadas obtener crédito en condiciones diferenciadas en cuanto a tasas de interés y plazo. Además de promover capacitaciones y actividades que les permitan de forma integral echar a andar sus ideas de negocio o tener mayores herramientas para impulsar sus proyectos productivos.

SOLUCIONES FINANCIERAS

Otro aspecto a destacar es que durante el 2015 el Banco Popular y de Desarrollo Comunal otorgó soluciones de financiamiento a cerca de 100 mil personas mediante sus principales líneas de crédito de carácter social y personal; esto representa un incremento del 12.39% con respecto al 2014, para una colocación de más de ¢674.941 millones en sus tres carteras principales.

El Banco atendió las necesidades de financiamiento de más de 6.277 micro, pequeñas y medianas empresas con créditos por más de ¢197 mil millones, impactando de forma indirecta a más 20.000 personas.

Por otra parte, la entidad ha impulsado la sana costumbre del ahorro entre la población, esto se ve reflejado en el aumento de su cartera de ahorrantes y en el crecimiento en casi un 12.20% de su saldo, principalmente en ahorro a plazo y en ahorros programados.

UN BANCO MÁS MODERNO

El director de la Junta Directiva Nacional, Rodolfo Madrigal, destacó que durante el año 2015, «el Banco Popular adoptó con valentía las decisiones necesarias para ser una entidad cada vez más eficiente, moderna, segura y cercana a las necesidades actuales de la ciudadanía».

Este sentido, con la implementación de una nueva plataforma tecnológica, el Banco permite a sus clientes contar con más y mejores servicios, entre otros múltiples beneficios, como disponibilidad 24/7, seguridad transaccional y agilidad en la creación de productos en línea.

Asimismo, en 2015 la entidad inauguró un nuevo, moderno y seguro Centro de Procesamiento de Datos, el cual que le permite garantizar la disponibilidad y confiabilidad de la información en 99.999% y cuenta un moderno sistema de seguridad. Este es el único centro de procesamiento de datos en Costa Rica que cuenta certificación LEED otorgado por Consejo de Construcción Verde de EEUU, a edificaciones que cumplen con parámetros de eficiencia en el uso de recursos. Además, este centro cuenta con Funcionalidad de Operación certificada bajo estándares internacionales TIER III.

MAYOR IMPACTO SOCIAL EN EL 2016

 Para este 2016, la entidad espera beneficiar con soluciones de crédito social, de desarrollo y financiero a más 126.500 personas trabajadoras, para una colocación estimada de ¢714.562 millones. Además el Banco proyecta alcanzar una utilidad neta de ¢35.027 millones, lo cual le permitirá destinar recursos a programas sociales por un monto mayor a los ¢23.000 millones.

Estos resultados serán posibles, entre otros, gracias a la puesta en marcha de diferentes proyectos a través de su Banca Social y Empresarial que permitirán las transferencias a organizaciones sociales, la creación de avales para vivienda de clase media, programas para pymes que se desarrollen en los sectores de construcción y transporte, así como seguros solidarios y mayor disponibilidad del fondo de avales para las MIPYMES.

«Estas perspectivas nos reafirma como una entidad comprometida con aquellas personas y sectores sociales y productivos que hacen grande a nuestro país y en el 2016 seguiremos avanzando con más fuerza por esa ruta», puntualizó Garro.

Por otra parte, el Banco Popular y de Desarrollo Comunal abrirá este año 6 nuevas oficinas y centros empresariales en diferentes partes del territorio nacional, lo que le permitirá aumentar su participación en sitios estratégicos para un importante número de población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.