BCR concluye con gran éxito la eliminación de pluses salariales

El pasado 8 de marzo finalizó el plazo que estableció el transitorio III de la Convención Colectiva de Trabajo del BCR, mediante la cual los funcionarios remunerados bajo el esquema salaria Base más Pluses, podían optar, voluntariamente, por alguna de los siguientes tres opciones:

1) permanecer en el Banco trasladándose al esquema de salario nominal;

2)  renunciar con la posibilidad de una nueva contratación o

3) si continúan en el esquema “Base más pluses”.

Una vez finalizado el proceso, los resultados son altamente satisfactorios para las partes, tanto para los trabajadores, el sindicato como para el Banco de Costa Rica, que mediante un mecanismo creativo, logra trasladar una importante cantidad de funcionarios remunerados bajo el esquema de salario Base más Pluses al  esquema de salario único o salario nominal, de forma voluntaria, sin alterar la paz laboral ni atropellar derechos de los trabajadores, lo que le generará enormes beneficios a la Institución.

Hace dos años, el BCR tenía 1120 funcionarios remunerados bajo el esquema de salario Base más Pluses; dos años después, esa población se ha reducido en un 60%, quedando únicamente 452 empleados en ese esquema salarial, lo que representa un 12% de la población total y pone al BCR en la vanguardia en el tema de pluses salariales, convirtiéndose en la Institución estatal con la menor población de trabajadores remunerados con pluses salariales, indicó Paola Mora Tumminelli, presidenta de la Junta Directiva.

El traslado de  esos funcionarios al esquema de salario único,  generará al Banco una reducción de gastos  cercano a los 2,450  millones de colones anuales.

“Con gran responsabilidad y orden, siempre apegados a las normas, tanto  la Administración como  UNEBANCO realizaron este proceso que nos sitúa como referente nacional, en un tema de tanto interés público que se ha materializado en forma adecuada”, dijo Mora Tumminelli.

  Además de los beneficios económicos que dicha medida tiene para la Institución,  se generan una serie de beneficios adicionales, como por ejemplo una mayor jornada laboral, que implica unos 12700 días anuales adicionales de trabajo,  cerca de 4,120 días anuales adicionales por diminución de vacaciones, pues quienes se trasladaron pasaron de tener 30 días hábiles de vacaciones al año a un máximo de 20 días anuales. Pero además, dicha medida también tiene impactos muy positivos en el clima laboral interno, pues elimina la inequidad salarial que implica tener dos esquemas salariales distintos, donde dos funcionarios que hacen exactamente lo mismo, uno gana sustancialmente más que el otro solo por la condición de estar remunerado bajo el esquema de Base más pluses, y además, con mayor cantidad de vacaciones anuales y una jornada laboral inferior, indicó Ernesto Feoli Gerente Corporativo de Capital Humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.