Belemitas responden positivamente en materia de seguridad vial

Belen

  • El objetivo de los oficiales de tránsito en Belén es educar más allá de reprimir a conductores.

 

María Fda. Quirós

A cuatro meses de haber iniciado su labor los oficiales de tránsito de Belén se muestran satisfechos con el crecimiento del cantón en materia de educación vial.

De acuerdo con datos suministrados por el oficial Gary Jiménez, de 70 boletas que se confeccionaban al mes, por vehículos mal estacionados, se pasó a 15 únicamente.

“Los que viven en Belén tienen conocimiento de que no pueden estar infringiendo la ley de tránsito. Lo que nos hace pensar que logramos ir educando a la población”, mencionó Jiménez.

Aunque hay problemas que persisten como el transporte público ilegal y vehículos que no se encuentran al día con la documentación, aseguró que no es tan alto como al principio.

Además, indicó que “durante estos meses de gestión se ha logrado detectar que la mayoría de personas sancionadas no pertenecen a la comunidad”.

Jiménez manifestó que el 80% de las multas que se realizan al día equivalen a personas ajenas al cantón, provenientes de lugares como San José, Heredia o Santa Ana; y solo un 20% de ellas se ejecutan a los belemitas.

Multas. El ingreso económico que podría generarse producto de las diversas infracciones cometidas por los conductores se distribuye de la siguiente manera: un 40% para el gobierno local y un 60% va a las arcas del Estado.

Sin embargo, no ven este punto como fundamental en la labor que realiza la Policía de Tránsito ya que su principal objetivo radica en la acción preventiva y educativa.

“Los oficiales de tránsito del cantón buscan más allá de reprimir a los conductores mediante multas económicas, educarlos en materia de seguridad vial”, expresó Horacio Alvarado, Alcalde de Belén.

Alvarado aseguró que hablar de beneficios de este tipo es muy difícil ya que al monto esperado se le puede llegar a restar impugnaciones que los conductores realizan sobre la multa aplicada o bien descuentos como el de un 15% si el infractor paga antes de los diez días correspondientes.

Explicó que llevan a cabo un proceso antes de aplicar una multa, ya sea de puntos o económica. “Primero se le informa verbalmente al conductor sobre la infracción cometida y si la realiza nuevamente se procede con la sanción”, agregó.

Generaciones mejor educadas. Actualmente la oficial de tránsito Andrea Cordero es la encarga de impartir lecciones sobre seguridad vial en las escuelas del cantón de Belén, junto con un oficial de Fuerza Pública.

La primera escuela en recibir a estos dos oficiales fue la Manuel Del Pilar, en la Asunción, la cual reunió a niños de primero y tercer año.

Según informó Jiménez, en junio se pretende iniciar con las lecciones en la Escuela España, ubicada en el centro del cantón, e ir extendiendo la práctica a los distintos centros educativos que radican en este sector.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.