El terrorismo sindical tomó Costa Rica: ¿Y quién le hace la huelga a los sindicatos?

 

 

 

 

Por Frank Ruffino
elflorense@gmail.com

Una semana creando un clima de violencia injustificado contra los derechos humanos de la mayoría del pueblo costarricense, al punto que la codictadora Rosario Murillo se regodea y justifica su criminal régimen señalando hacia nuestro país: ‘En río revuelto ganancia de pescadores’, los sátrapas del norte y delincuentes están felices, y estos últimos, las miles de ‘golondrinas’ desde antes de la huelga y con especial encono, durante esta semana de caos, han proyectado su accionar creando incluso un genuino escenario de guerra en varios puntos de la provincia de Limón (y saqueando más que de costumbre a lo largo y ancho del país).
Hace dos días Gilbert Cascante, líder sindical de ANDE, dijo: “a nadie estamos maltratando”. Pero a causa del sabotaje en los servicios de salud, que es no dar la atención pronta y cumplida podrían morir decenas de compatriotas al no recibir el tratamiento adecuado, pues las enfermedades graves no esperan a que termine la huelga… Protesten sí, es su derecho aunque no tengan la razón, pues sus demandas son antiéticas, mas háganlo en los parques y plazas, y sin cerrar carreteras, escuelas y hospitales…
El colectivo sindical mal llamado ‘Patria Justa’ (porque no es patriótico ni justo) ya perdió el pudor y se ‘desnudó’ completamente: sus ‘órganos’ muestran las más terribles ‘enfermedades venéreas’: todo se les cae a pedazos, pues estos ciudadanos desde hace mucho dejaron de defender los intereses básicos de los trabajadores para pasar a ser ultradefensores de los privilegios abusivos de los burócratas (que sólo representan el 20% de la fuerza laboral del país). Los sindicatos bien pueden proscribirse en Costa Rica y todo caminaría magníficamente bien, se los aseguro. Lástima no soy el Presidente de la República…
…Si lo fuera, por ejemplo, mi pueblo, Tilarán, como muchas comunidades del país, no tendría ya ocho días de estar aislado y sin servicio de buses ni ningún tipo de transporte hacia la capital y viceversa. Y estos sicópatas sindicales dicen que están haciendo las cosas por el bien de nuestro país, por la Patria, cuando hasta fueron los aguafiestas al interrumpir el ansiado paso de la antorcha de la libertad que nos constituyó hace 197 años en una nación republicana e independiente.
Ustedes, Albino Vargas Barrantes (pena me da de haberlo tenido algún día de cuñado, ¡jamás por su hermana!), Gilbert Cascante Montero y compinches sindicales tienen la fortuna de haber nacido en Costa Rica, reino de la impunidad, en otro país como China y Estados Unidos o países europeos, hace rato serían únicamente ciudadanos de a pie, sin el poder destructor que hoy ostentan, por ser los únicos culpables, autores intelectuales de este clima de guerra que vive el país: En esas naciones civilizadas irían a la cárcel o al ‘paredón’ acusados de terrorismo de Estado.
En Costa Rica los sindicatos no representan al pueblo, sino los intereses de los trabajadores públicos que, con respecto al total de la población del país, son nada más una minoría, generadora de entropía y caos. Entonces es ilógico, una locura, un grupito de ‘zánganos’ enajenados paralicen el resto de la ‘colmena’ social costarricense.
Señores del dúo dinámico de la oscuridad, binomio funesto y antipatriótico Albino-Cascante y aliados: No sigan más con sus discursitos manipuladores que la mayor parte del pueblo tico no les cree, excepto unos cuantos miles de burócratas echados a las calles defendiendo todo su entramado de privilegios laborales obscenos y de un peso insostenible que hacen, hoy, el ‘barco’ de la Patria vaya escorando hacia un ‘pantano’ de crisis económica y violencia sin nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.