Hospital San Vicente de Paúl implementa estrategia para mejorar la atención del parto y post parto

 

 

 

Con el propósito de ofrecerles a las pacientes y a sus familiares una estancia más placentera y un parto y un postparto con mayor calidad y
calidez, el servicio de Enfermería del hospital San Vicente de Paúl, en la provincia de Heredia, inició en la maternidad una serie de cambios que procuran ese confort que tanto la paciente como su familia necesitan.
Dentro de las estrategias desarrolladas se encuentran:
1- Adecuación de las plantas físicas para trascender de una visión parto quirúrgico a una atención calificada del parto natural con pertinencia cultural.  Se ha incorporado a la infraestructura del hospital connotaciones gráficas que permiten la percepción de un entorno más cálido y acogedor.
2- Actualización y desarrollo del equipo de salud para una atención respetuosa y digna de la usuaria y su familia con un enfoque de parto
calificado y humanizado. Durante los últimos meses se ha trabajado en las indicaciones del uso de la oxitocina (sirve para estimular las contracciones durante el parto y el alumbramiento de la placenta).
3- Procesos de supervisión capacitante de la atención de la labor del parto .Desde el mes de enero del 2018, como parte de los procesos de
supervisión capacitante, se designó una supervisora clínica obstetra al área, en un horario de lunes a viernes y sábado de por medio de 6 de la mañana  a 2 de la tarde, quien es la encargada del programa de capacitación del área de Obstetricia. Esta supervisora clínica obstetra, da seguimiento a la atención del parto de forma calificada y humanizada, aparte de la Supervisora Administrativa Obstetra del Área. Así mismo se continúa con la supervisión General con supervisoras obstetras, según disponibilidad, en los turnos de 2:00 de la tarde  a 10:00  de la noche y de 10:00 de la noche a 6:00 de la mañana.
4- Trabajo en equipo interdisciplinario con promoción del proceso comunicación social, efectiva, eficaz, pertinente y respetuosa.
En este aspecto, se da continuidad al trabajo en conjunto de la Supervisora Administrativa de Enfermería Obstetra con la Jefatura Médica del servicio de Ginecoobstetricia, en donde se continúa con la práctica de la revisión de casos, reuniones sobre manejo de las usuarias,
con el fin de promover un habiente tranquilo, habilitante y respetuoso dentro de la atención la familia gestante.
5- Instrumentos de evaluación tal como el partograma que es la aplicación de las recomendaciones para un parto seguro y sin riesgo:
Tener un recipiente para la hidratación de la usuaria en el trabajo de parto, contar con cortinas que facilite la intimidad y acompañamiento de la usuaria en toda la labor de parto y parto, camillas que faciliten la adopción libre posición en la labor de parto y parto, sillas para que pueda sentarse la persona acompañante, eliminación de exceso de ropa verde (pierneras), en sitios calurosos, la oportunidad de aire acondicionado regulado, sillas de parto y duchas con agua caliente, acceso a la guía del manejo activo del tercer período del parto, adaptaciones para la atención a la mujer (discapacidad, culturalidad, diversidad entre otras). A su vez, se cuenta en cada unidad con cortinas movibles que permiten en caso requerido o solicitado la privacidad de la usuaria en conjunto con la respectiva silla para cada acompañante.
6- Acompañamiento a la paciente durante las 24 horas:  En torno a este aspecto es importante indicar que el Hospital San Vicente
de Paúl cuenta con un sistema consolidado de acompañamiento a la usuaria gestante durante las 24 horas del día.
Adicionalmente, se cuenta en diferentes partes del piso con fuentes de agua fría que permiten la hidratación de las usuarias, a la vez que se tiene coordinado con el servicio de nutrición la dotación adicional a las dietas de picheles de refresco, aguadulce y manzanilla para consumo de las usuarias.  También se dispone de  las salas de expulsivo y quirófano con aire
acondicionado con temperatura regulada.  En torno a la movilidad se permite que la usuaria tenga total libertad de movimiento durante la labor de parto, y se cuenta con camas de expulsivo que permiten variar la posición para parto.
7- Readecuación de la Infraestructura física y equipamiento de los servicios de maternidades de acuerdo con el modelo de Atención
Humanizada del Parto Se mantiene la política del uso de las esferas en sala de labor de partos y el uso de la musicoterapia, con el fin de dar continuidad a estrategias alternativas para la relajación y manejo de la labor.
8- Opinión de la usuaria y acompañante de la atención recibida en las maternidades por los miembros del equipo de salud. Durante el primer trimestre se realizó encuesta de satisfacción a pacientes y familiares en donde en general se tuvieron entre los resultados los siguientes datos: una calificación de 8 en un 15% del total de las consultas, un 9 en un 31% de las encuestas aplicadas, y un 10 en
un 46% de los casos abordados, por lo que puede indicarse que en un 76.92% de las encuestas se obtuvo nota para los servicios de Enfermería entre 9 y 10 (Escala en la encuesta del 1 al 10). Lo que deja entrever una percepción bastante positiva de la calidad de la atención de enfermería dada.
9- Sensibilización y capacitación, dirigidas al personal de salud y usuarias, para el fortalecimiento de la comunicación social asertiva y
afectiva.

Durante el primer trimestre del 2018, se mantiene la política de tratar en las pre clínicas y pos clínicas del servicio el tema de la sensibilización y comunicación asertiva en cuanto la atención de las usuarias, aspecto que desde la supervisión clínica de enfermería del área se le brinda seguimiento. Créditos del informe: Dr Allan Rodríguez Artavia- subdirector de Enfermería, Hospital San Vicente de Paúl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.