Los CDC y el Departamento de Salud de Texas confirman el primer caso de la enfermedad del Ébola que se diagnostica en los Estados Unidos

El paciente hospitalizado había regresado recientemente de África Occidental.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) confirmaron hoy, mediante pruebas de laboratorio, el primer caso de la enfermedad del Ébola que se diagnostica en los Estados Unidos en una persona que viajó a Dallas, Texas desde África Occidental. El paciente no tenía síntomas cuando salió de África Occidental, pero presentó síntomas aproximadamente cinco días después de llegar a los Estados Unidos.

La persona buscó atención médica en el hospital Texas Health Presbyterian de Dallas tras presentar síntomas congruentes con los de la enfermedad del Ébola. Con base en los antecedentes de viaje de la persona y sus síntomas, los CDC recomendaron hacer pruebas para determinar si se trataba de la enfermedad del Ébola. El centro médico puso al paciente en aislamiento y envió muestras para análisis a los CDC y a un laboratorio de Texas que es parte de la Red de Laboratorios de Respuesta de los CDC. Los CDC y el Departamento de Salud de Texas notificaron los resultados de las pruebas de laboratorio al centro médico, para que informaran al paciente. Los oficiales de salud pública locales han comenzado a identificar a las personas con quienes ha estado en contacto para aumentar su vigilancia diaria durante los 21 días posteriores a la exposición.

“Entendemos que esta puede ser una noticia inquietante, especialmente después de haber visto las imágenes de África Occidental. Sin embargo, hay diferencias grandes en cuanto a lo que podría suceder aquí. Los Estados Unidos cuentan con un sistema de salud sólido y con profesionales de salud pública que se asegurarán de que este caso no presente una amenaza para la comunidad general ni el país”, dijo el director de los CDC, Dr. Tom Frieden, M.D., M.P.H. “Aunque no es imposible que puedan presentarse otros casos asociados a este paciente en las próximas semanas, tengo confianza de que lograremos contenerlos”.

La persona enferma no manifestó síntomas de la enfermedad del Ébola durante los vuelos desde África Occidental y los CDC no recomiendan que se haga vigilancia de las personas que viajaban en los mismos vuelos de aerolíneas comerciales, ya que la enfermedad del Ébola solo se contagia si la persona presenta síntomas. La persona informó que los síntomas aparecieron varios días después de su vuelo de regreso. Cualquier persona que esté preocupada por una posible exposición puede llamar a CDC-Info al 800-CDC-INFO para obtener más información.

Los CDC reconocen que aunque se haya diagnosticado un solo caso de la enfermedad del Ébola en los Estados Unidos, esto es motivo de preocupación. Debido a que sabían que existía la posibilidad, los profesionales médicos y de salud pública en todo el país se han estado preparando para responder. Los CDC y los funcionarios de salud pública en Texas están tomando precauciones para identificar a aquellos que han estado en contacto cercano con la persona enferma y se le ha recordado a los profesionales de atención de la salud que deben tomar medidas meticulosas para el control de infecciones en todo momento.

Sabemos cómo detener la propagación de la enfermedad del Ébola mediante la identificación de los casos, el aislamiento de las personas enfermas, la comunicación con aquellas que estuvieron expuestas a la persona enferma y el aislamiento de ellas si presentan síntomas. El sistema de salud pública y el sistema médico de los Estados Unidos han tenido experiencia previa con casos esporádicos de enfermedades como el ébola. En la última década, se importaron a los Estados Unidos 5 casos de fiebres hemorrágicas virales (FHV) similares a la enfermedad del Ébola (1 caso de fiebre hemorrágica de Marburgo y 4 de fiebre de Lassa). Ninguno resultó en casos de transmisión en los Estados Unidos.

Los CDC previeron que podría ocurrir un caso de la enfermedad del Ébola en los Estados Unidos y se han estado preparando para ello. Con ese fin hemos hecho lo siguiente:

  • Mejorado la vigilancia y la capacidad de hacer pruebas de laboratorio en los estados para detectar casos.
  • Creado directrices y herramientas para que los departamentos de salud hagan investigaciones de salud pública.
  • Proporcionado recomendaciones para el control de infecciones en entornos de atención médica y otras medidas para prevenir la propagación de la enfermedad.
  • Proporcionado pautas sobre la forma en la que se deben reportar los viajeros enfermos a los CDC y que deben seguir los miembros de la tripulación de aviones, las unidades médicas de emergencia en aeropuertos y los funcionarios de aduanas y de la patrulla fronteriza.
  • Difundido información actualizada al público en general, a los viajeros internacionales y a los socios de salud pública.

La información que las autoridades de salud pública han obtenido en las últimas décadas desde que se descubrió la enfermedad del Ébola indica que no se transmite al estar cerca de una persona enferma ni por el aire. La enfermedad del Ébola se transmite por el contacto directo con los líquidos corporales de una persona enferma o por la exposición a objetos, como agujas, que hayan sido contaminados. La enfermedad tiene un periodo de incubación promedio de 8 a 10 días, aunque puede oscilar entre 2 y 21 días; los CDC recomiendan que se vigile por 21 días completos a las personas expuestas por si presentan síntomas. Las personas no transmiten la enfermedad después de haber estado expuestas a menos que presenten síntomas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.