Gobierno depositó recursos para becas de más de 258 mil estudiantes en condición de pobreza

Por segundo año consecutivo, el Gobierno de la República hizo efectivo el depósito de más de 258 mil becas para estudiantes de preescolar, primaria y secundaria, en condición de pobreza y vulnerabilidad educativa, antes del inicio del curso lectivo. El Fondo Nacional de Becas (FONABE) y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) distribuyeron más de ₡5.715 millones entre la población estudiantil beneficiaria.

 FONABE depositó los recursos en las cuentas de 113.080 estudiantes. La medida responde a un esfuerzo conjunto liderado por FONABE, con participación activa del Ministerio de Educación Pública (MEP), el IMAS y el Ministerio de Hacienda.

Antes de finalizar enero, FONABE concretó el pago de más de ₡2.215 millones aportados por el MEP y Dirección General de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares. El dinero ya se encuentra en las cuentas bancarias de los estudiantes beneficiarios en todo el país.

 Los depósitos no incluyen becas para transporte de personas con discapacidad, ya que a partir de este año los beneficios son asignados de forma directa por la Dirección de Programas de Equidad del MEP, así como las de post secundaria y educación abierta que requieren la presentación de requisitos especiales por parte de la población beneficiaria.

 Por su parte, el Ministerio de Desarrollo Humano e Inclusión Social reportó que la cifra de estudiantes de secundaria beneficiarios del programa AVANCEMOS asciende a 145.631. Durante enero, el IMAS invirtió ₡3.500 millones en su población meta y mantiene una reserva de ₡36.500 millones para todo el 2016.

 Los estudiantes de 7°,8° y 9° del programa AVANCEMOS reciben un subsidio de ₡25.000 mensuales, mientras que el beneficio para estudiantes de 10°,11° y 12° es de ₡37.000. El beneficio para los estudiantes de preescolar y primaria cubiertos por FONABE es de ₡18.000.

 Sonia Marta Mora Escalante, ministra de Educación Pública, resaltó el trabajo de los funcionarios responsables y los esfuerzos de coordinación interinstitucional, como compromiso y orientación estratégica de la administración.

 “Para extender las oportunidades que ofrece el sistema educativo público, mejorar la calidad del servicio y reducir la exclusión se requieren programas efectivos de equidad. Eso significa distribuir los recursos existentes a tiempo, con justicia y solidaridad, todo a partir de criterios técnicos. Nuestra meta es llegar a la población que más lo necesita”, señaló Mora Escalante.

 Carlos Alvarado Quesada, ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, destacó la importancia de realizar las transferencias antes del inicio del curso lectivo.

 “El esfuerzo y el trabajo conjunto para lograr los desembolsos hacia las familias más pobres durante enero tiene como objetivo reforzar el inicio del curso lectivo y reducir la exclusión educativa. El año pasado, después de 6 años sin concretarse, logramos depositar FONABE en enero.  Este logro, junto al esfuerzo sostenido en AVANCEMOS, lo volvemos a hacer este año para respaldar el ingreso a clases”, concluyó Alvarado Quesada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.