Regidora Mary García se opuso a que la Municipalidad de Flores se endeudara con un préstamo por 198 millones.

 

 

 

 

 

Desde el año 2009, como si fuese un viacrusis, la Municipalidad de Flores, se ha visto involucrada en un proceso de cobros indebidos del impuesto de patente a unas empresas establecidas en el distrito Llorente bajo la figura de Zona Franca.

El caso es que las empresas año a año reiteraban a la administración que el cobro no procedía, por lo cual era hecho bajo protesta, es así como la administración sin tener el mínimo cuidado y desatendiendo los criterios argumentados por las empresas, continuó exigiendo el tributo.

«no coman cuento, los vecinos me conocen seguiré trabajando y daré Todo Por Flores»

Pero el 12 de diciembre de 2015 las empresas presentan formal reclamo para la devolución de montos indebidamente cobrados por conceptos de patentes municipales y es hasta el 05 de enero 2016, que el departamento legal de la municipalidad  reconoce que llevan razón las empresas y mediante criterio técnico MF-DAT-PAT-CI-009-16 de manera conjunta la encargada de patentes y de la dirección tributaria recomiendan la devolución a las  empresas de los montos cobrados desde el año 2009 hasta el 2015, (o sea 7 años después…)  teniendo claro que además de la devolución de casi 200 millones se debe cancelar los respectivos intereses.

Una vez aclarado el tema a la administración no le queda más remedio que reintegrar la millonaria suma e informar al Concejo Municipal con el fin de que se aprobara un préstamo bancario.

La regidora Mary García de Todo Por Flores y actual candidata a la relección por la coalición Unidad Por Flores, luego del análisis de la liquidación presupuestaria 2018 donde se revela la existencia de un superávit libre por 404 millones, además de certificados a plazo (que ganan intereses) por más de 700 millones, indica que con dineros de las arcas municipales se podría hacer frente a la deuda. “Este hecho demuestra claramente que endeudar a los vecinos del cantón es innecesario” manifestó la regidora de la bandera naranja.

La regidora se opuso firmemente, no aprobar un endeudamiento de semejante cantidad, mediante un préstamo con el Banco Popular de 198 millones por un plazo de 20 años. “Me parece una irresponsabilidad que primero se haya cobrado a empresas bajo el régimen de zona franca pero además no es de recibo que la administración pretenda endeudar a los vecinos del cantón (somos todos los que con vía impuestos cancelaremos la enorme deuda) además desde ya se comprometen los dineros para las cinco administraciones futuras,  además teniendo en bonos bancarios más de 700 millones como si la municipalidad fuera un negocio, es más ese dinero que se cobró ilegalmente debió ser reservado y jamás se debió utilizar, por esta razón esta regidora denunció y se opuso” manifestó la regidora Mary García.

Sin embargo a pesar de lo expresado por la regidora, desde comisión no se contó con el apoyo de los compañeros, en el Concejo Municipal la votación quedó de esta manera el regidor Gilberto Villalobos, Yamileth Vargas y Joaquín Bolaños votaron a favor y la única que votó en contra fue la regidora Mary García. (Ver Sesión 199-2019.) Como información adicional dicho préstamo se obtuvo y a finales de noviembre 2019 (o sea 7 años después…)   se giró el dinero a las empresas.

“En los últimos días he sido atacada por políticos machistas, mentirosos que buscan votos a costa de difamar el trabajo en el Concejo Municipal de esta mujer. Invito a los vecinos del cantón a que se informen directamente de las actas del Concejo, no coman cuento, los vecinos me conocen seguiré trabajando y daré Todo Por Flores” manifestó la regidora García.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.