Historia Florense: EL MOJON DE COOPER

Rafael Bolaños V.

Historiado

Hace 174 años en los hermosos y agrestes cerros del este de nuestra geografía domingueña fue erigido este mojón de cal y canto para demarcar los límites de la Provincia de Heredia y San José. Hoy tiene borradas las inscripciones de antaño, casi no le queda repello y está seriamente amenazado por el olvido y el agreste clima húmedo del Cerro Zurqui.

Este mojón también sirvió para consolidar un proceso de cambio profundo que la segunda administración de Braulio Carillo hacia la unión y desarrollo de una república naciente.

mojon 1

Contexto histórico de este mojón:

El lector recordará que Costa Rica surgió a la vida independiente de manera poco esperada y se inició con un gobierno de transición de la colonia hacia la república. Le correspondió a Juan Mora Fernández ser el primer conductor y Jefe de Estado, con él damos los primeros pasos republicanos. El año 1833 que se dieron elecciones no lograron definir un ganador y por ello la Asamblea Nacional eligió a José Rafael Gallegos como nuevo Jefe de Estado.

Gallegos realmente no tuvo mucho poder y este poder lo ejercía una serie de personajes que representaban los intereses de pequeños sectores y localidades, con intereses conservadores unos y comerciales los otros representados en una Asamblea Nacional, la Iglesia era otro actor en esta realidad política, con importante poder. Esta situación condicionaba la acción del Poder Ejecutivo.

Esos intereses diversos generaron entre otras cosas que no tuviéramos un lugar fijo para la capital, había una Ley de la “Ambulancia” que obligaba a mudarla capital un año a cada una de las cuatro ciudades importantes del país, a saber Cartago, Alajuela, San José y Heredia y a Gallegos le tocó ejercer su  primer año de gobierno en Alajuela. Era tan limitado su poder que hasta para ir a atender su cafetal que poseía en Tres Ríos, tenía que pedir permiso al Congreso, así las cosas, cada ciudad y cada pueblo tenía caudillos y autoridades que ejercían igual poder que el Jefe de Estado.

Gallegos no era de un carácter fuerte y no estaba en él impulsar grandes cambios, así pronto se aburrió y renunció en marzo de 1835, entonces la Asamblea debió nombrar al Licenciado Braulio Carrillo para terminar el periodo y luego que Don Manuel Aguilar y don  Nicolás Ulloa declinaron ese nombramiento.

mojon 3

La Administración de Braulio Carrillo:

Carrillo representaba al sector más progresista del país, que urgía de orden y claridad del gobierno para emprender las tareas urgentes para impulsar más la economía del café, dejar atrás el lastre colonial, tomar decisiones importantes, gobernar y salir de la anarquía en que estábamos, así como también favorecer los intereses cafetaleros. Su grupo era más josefino y por ello Carrillo decidió que la capital debía estar  en San Juan de Murciélago. El por su parte tenía intereses muy personales en Tibás, con  tierras heredadas en este cantón. Buscó centralizar más el poder, redujo los ingresos del diezmo que tenía la Iglesia, también buscó liberar muchas tierras en manos de la iglesia y propiedad de comunidades con poco uso público, como las tierras del común, tierras que se privatizaron para que algún dinero de su venta se usara para financiar educación primaria.

Los domingueños y heredianos, en general, perdieron parte de estas tierras de uso de común las cuales estaban entre el rio Tibás y Virilla. Por entonces los gobiernos estaban obligados a asignarle una porción importante de tierras a cada comunidad para uso común de los vecinos que no tuvieran propiedad, para sembrar, recolectar leña y otros beneficios, también estaban otras tierras denominadas ejidos donde, pagando una suma modesta al municipio se podía mantener el ganado.

Tanto la producción de tabaco que se dio cerca de los ríos Tibás y Virilla desde mediados del siglo XVIII y la producción del café que siguió, la presión por las tierras en Santo Domingo fue muy grande. Las comunidades exigían que les otorgaran tierras.  San José y Heredia pidieron que les definieran su legua de tierra. Durante finales del siglo XVIII y principios del XIX fue muy abundante el denuncio de tierras por muchas personas.

La población del Valle Central vivía desde muchas décadas atrás, cultivando sus subsistencias y atendiendo el ganado quien lo tenía, sin embargo la mayoría  no tenía un título de propiedad desde que se habían asentado en este paraje donde la tierra estuvo disponible. Los cultivos de tabaco y luego café dieron gran valor a la tierra, muy pronto se vieron invadidos los pobladores antiguos por gente que emigró de sitios más al oeste de Heredia y esta situación los hace preocuparse en buscar el título, mismo que deben gestionarlo ante las autoridades coloniales ya fuese en Guatemala o en León de Nicaragua, donde estaban los representantes para este trámite, lo cual no era fue ni barato para estos campesinos. Estos moradores que hoy conforman  los distritos al este de Santo Domingo, otros de San Isidro y San Pablo de Heredia, en 1787envían a León de Nicaragua a un representante para obtener mediante remate público el título de sus pertenencias para luego aquí escriturarlas de manera individual (1).

La Guerra de la Liga:

Al fijar la capital en San José y abolir la Ley de la Ambulancia, los grupos de poder de Cartago, Heredia y Alajuela se unieron para sacar a Carrillo del poder, creando una liga bajo la tutela del herediano Nicolás Ulloa, ayudados por comunidades y por la Iglesia, quienes vieron afectados sus intereses, especialmente con la liberalización de tierras y reducción de tributos eclesiásticos.

El 26 de setiembre de 1835 los rebeldes cartagineses fueron derrotados en la Cuesta de los Moras, en la antigua hacienda de Santiago Millet, hoy Cuesta de Mora, donde se atrincheraron. Los alajuelenses y heredianos, apostados en la margen del rio Virilla, lado de Santo Domingo, también fueron perseguidos y derrotados por las fuerzas del gobierno. Carrillo vencedor en esta lucha, mandó a algunos al exilio y multó a otros rebeldes, firmó un pacto que terminó con la guerra dela Liga el 5 de octubre de este año en el Barrio Santo Domingo. Este denota la enorme desconfianza y los intereses locales que prevalecían (2).

Carrillo estaba empeñado en sacarnos del estancamiento y el aislamiento colonial, quería que el gobierno tuviese fuerza y poder, sin embargo su mandato finalizó el marzo de 1837 y aunque buscó otra magistratura no pudo ganar la elección frente a don Manuel Aguilar, a quien 14 meses después  derrocó y asumió nuevamente el gobierno hasta el 13 de abril de 1842 en que fue derrocado por Francisco Morazán, traicionado por Vicente Villaseñor, militar a quien le confió la defensa frente a las tropas de Morazán. Villaseñor firmó el Pacto conocido del Jocote con Morazán. Este pacto puso de manifiesto lo que anotamos del acuerdo firmado con la guerra de la liga.

mojon 2

Importancia del Mojón de Cooper:

El mojón pretende sellar la disputa por la capitalidad, las disputas por las tierras de las comunidades, la supremacía de la capital, al igual que despejar el camino para la comunicación terrestre con la apertura y extensión de caminos. Carrillo avanza bastante en el tema de caminos, de lo que queda evidencia con el camino al Atlántico o Camino a Carrillo. Este mojón al igual que otros, fue muy necesario para despojar y a su vez otorgar tierras a las comunidades, privatizar muchas otras y también como para allanar el camino para fomentar mucho más el monocultivo del café.

Tomando en cuenta documentos de entonces y algunos de décadas recientes nos indican  que el verdadero peligro de la posesión y uso privado de estas tierras fue la tala indiscriminada de estos cerros eran  ricos en maderas finas y la exposición severa del recurso hídrico que tienen. Con su privatización  en pocas décadas se devastó gran cantidad de montaña y se afectaron importantes nacimientos de agua, porque allí están los ríos que dan bañan el Valle Central  y que hoy forman parte del parque nacional Braulio Carrillo.

  1. Referencia: “Octavio Quesada: Límites de San José, Heredia y Santo Domingo y San Isidro de Heredia”. Imprenta Nacional. SJCR, 1910

2. Detalles en “Documentos históricos posteriores a la Independencia, ”Imprenta María viuda de Lines, SJCR, 1923, págs. 681-83).

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.