Municipalidad de Flores colecciona una condena más de la Sala Constitucional

 

 

 

 

Como una historia de nunca acabar, valga decir: un círculo vicioso sin fin, que en tiempos de crisis hará que los contribuyentes del cantón de  Flores deban sacar otra vez de sus bolsillos el escaso dinerito ganado con el sudor de su frente, porque es de los impuestos de donde salen los pagos a los afectados.

No son pocos los vecinos del Cantón los que piensan que deberían ser los funcionarios responsables de estas condenas los que deberían pagar las costas de estos procesos.

Pues según “Por tanto” de la sentencia, número 2018016570 en poder de este medio si no se cumple en un plazo de ocho meses a partir de la resolución, los sentenciados podrían ir directo a la Fiscalía a responder por un delito que tiene una pena de tres meses a dos años de carcel.

Y es que nuevamente los funcionarios de la Municipalidad de Flores y su alcalde, “logran” que la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declare parcialmente con lugar el recurso contra este gobierno local por un problema de contaminación ubicado en el distrito central de San Joaquín de Flores, en el sector de Santa Marta, Calle el Tanque.

El recurso fue interpuesto por contribuyentes de apellidos Soto Venegas y Barrantes Arce. El hecho se presentó cuando al parecer el municipio, realizó obras en la susodicha calle pública frente a las propiedades de las amparadas, consistentes en la instalación de tuberías para, según ellos, canalizar aguas residuales de las casas ya existentes en la zona, así como proyectos de vivienda que se pensaban ejecutar.

Alegan los ciudadanos de las cercanías, como suele suceder no sólo en ese punto del cantón, el proyecto se realizó de forma apresurada, “pareciera que lo que se quería era botar la plata porque desde el principio sabíamos que eso no servía para nada” manifestó un vecino de la zona que pidió no ser identificado.

Así es, como bien especifica el documento legal, las obras se desarrollaron sin la debida planificación, lo que provocó que, a la hora del funcionamiento, las aguas no discurrieran con normalidad quedando estancadas a mitad del trayecto, ocasionado graves daños a las propiedades de los quejosos.

Según se detalla (en el Resultando del expediente Número 18-012930-0007) esa falla se debe a que existe una elevación en la carretera que debió ser recogida y no se hizo. Acotan que los condenados, al parecer canalizaron las aguas estancadas a través de sus propiedades, situación que empeora en época de invierno.

 

ANUNCIADO RIESGO PARA LA SALUD

También se establece que el problema pone en riesgo la salud, su salud y la de los vecinos al tratarse de una contaminación a cielo abierto. Señalan que existen algunos estudios técnicos que demuestran la gran cantidad de coliformes fecales (en términos francos: “pura mierda”) que discurren por sus propiedades, lo que ha provocado que tanto las siembras de café y de árboles frutales, se vean afectados.

Por tal situación donde se involucran a dos actores más, es que parte del “Por tanto” que le compartimos aquí, es muy claro y establece: “Se declara parcialmente con lugar el recurso, únicamente en contra de las municipalidad recurridas por el problema de contaminación señalado. Se ordena a Claudio Manuel Segura Sánchez, Gerardo Rojas Barrantes, Gustavo Espinoza Chaves y Ana Lorena Sánchez Hernández, por su orden Alcalde de Barva, Alcalde de Flores y Director del Área Rectora de Salud de Belén-Flores y Directora del Área Rectora de Salud de San Rafael-Barva, o a quienes ejerzan esos cargos, que coordinen entre sí y giren las órdenes e instrucciones necesarias dentro de su respectivo ámbito de su competencia, a fin de que el problema de contaminación de aguas objeto de este proceso sea solucionado en el plazo de OCHO MESES, contado a partir de la notificación de esta sentencia. Se advierte a la parte recurrida que, de conformidad con el artículo 71 de la Ley de esta jurisdicción, se impondrá prisión de tres meses a dos años, o de veinte a sesenta días multa, a quien recibiere una orden que deba cumplir o hacer cumplir, siempre que el delito no esté más gravemente penado. Se condena a las municipalidades de Flores y Barva al pago de las costas, daños y perjuicios…”.

El Florense en su momento recopilo videos, fotografías del lugar y las afectaciones a las propiedades, así como los testimonios de los afectados, material probatorios en poder de este medio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.