Terreno adquirido para ampliación del cementerio en Flores convertido en basurero a cielo abierto

 

 

 

 

 

Video en poder del Florense evidencia lo que serían posibles criaderos de dengue

Hace más de seis años la entonces alcaldesa del cantón de Flores, anunciaba que mediante una partida del gobierno central se logró la compra de un terreño colindante con el cementerio que vendría a ampliar el Camposanto que desde ese entonces  presentaba serios problemas por la falta de espacio.

 

Muchos de los vecinos del cantón ya se preparaban para adquirir uno de los nuevos nichos que se ubicarían en lo que sería la tan esperada ampliación, pero los años pasan y a casi siete años de la administración del alcalde Gerardo Antonio Rojas Barrantes, lejos de ver trabajos de acondicionamiento para poder utilizar el terreno para los fines que se adquirió, el terreno luce abandonado y es utilizado por la misma Municipalidad para depositar todo tipo de desechos, basura como sillones, llantas, latas, maleza, colchones, botellas y sillas, son parte del paisaje y hogar de los mosquitos transmisores de Dengue, Zika y chikungunya.

   

“Esto es un basurero, malos olores y plagas de ratones son parte de diario vivir, lo peor es que toda esa basura que usted ve, es la propia Municipalidad la que viene a dejarla, es una cochinada, porque el alcalde no la va a tirar al frente de la casa de él? Porque este señor busca perjudicar este barrio? Ya tuvimos bastante con que nos hayan declarado zona industrial? Dijo evidentemente molesta una vecina que pasaba por el lugar y que nos pidió no revelar su nombre.

 

Pero quizás lo más preocupante es lo que se observa en el video, grandes contenedores de una empresa recolectora de basura que en su interior contienen una buena cantidad de  agua y llantas que sirven de incubadoras para los mosquitos transmisores de graves enfermedades,  todo esto no solo a vista y paciencia de las propias autoridades sino que según el testimonio de los vecinos es el mismo camión de la Municipalidad que periódicamente deposita los desechos en un terreno que se adquirió con el fin de ser la solución a la falta de espacio en el cementerio, pero que por decisión de las autoridades se convirtió en un vulgar botadero.

   

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.