TURES de Santo Domingo, un distrito muy orgulloso de su escuela centenaria.

Durante la segunda semana de octubre la comunidad de Tures, y su cabecera Los Ángeles han estado de plácemes celebrando el siglo y cuarto de la creación de la Escuela Cristóbal Colón que se creó el 23 de enero de 1889 en el distrito de San Miguel Norte por entonces. El distrito de Tures lleva el nombre de uno de los jefes indígenas de este cantón y compañero de Yurustí, es uno de los distritos que conserva mucho de lo rural que queda del cantón domingueño.

La creación del centro educativo fue una lucha de muchas décadas anteriores; desde el gobierno de don Braulio Carrillo se había ordenado vender las tierras de El Volador para financiar la fundación de más escuelas. Con la producción del café muy expandida en todo Santo Domingo y que le da gran auge económico el aumento de la población va a ser constante y en Tures fue necesaria la escuela, que en sus inicios sólo daba hasta tercer grado y los estudiantes tenían que desplazarse a otros lugares.

El edificio escolar actual es una construcción en adobe que tiene más del siglo y que es patrimonio histórico declarado. Cuando inició actividad como escuela sus paredes no contaban con repellos, tampoco con pisos y su corredor era de tierra también, con una única letrina de hueco o de pozo. Aquí deambulaban las gallinas de los vecinos y se aprovechaban los huevos que ponían por allí para poder brindar un modesto gallito a los alumnos, todos descalzos y de humilde origen.

Muchos esfuerzos hicieron familias pioneras como la Brenes, Umaña, León, Zamora, entre otras para ir poniendo pisos de mosaico y madera y cielos hasta tener esta edificación patrimonial.

No sólo es celebración de un aniversario importante, sino que la alegría de la comunidad es porque también este viernes 10 de octubre se ha puesto la primera piedra en el gran y valioso terreno que, luego de tres años de esfuerzos de Junta de Educación y personal docente, bajo el encomiable liderazgo de su directora, máster Gabriela Campos Arce, entre otras personas colaboradoras, y que augura que en poco tiempo se contará con la nueva edificación, tan necesaria a la matrícula que exhibe la escuela, con más de 400 educandos en materno infantil, kínder y dos grupos o aulas en cada grado.

Durante la colocación de la primera piedra para la nueva edificación estuvieron invitadas muchas personas y destacamos a nuestro destacado atleta Laurent Molina quien se dirigió a los escolares hablando de su lucha y de su gran trayectoria en pos de los objetivos que se ha fijado, definitivamente todo un ejemplo a emular, mensaje que fue muy apreciado por la concurrencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.